No son gigantes mi señor

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor…

 

Cuando la nobleza y la generosidad no alcanzan para llegar a la hidalguía; mezquino y cicatero encajan mejor en el perfil.

Ni la lanza ni la adarga son necesarias si no hay con quien luchar.

Y del galgo mejor ni hablemos, porque corredor, lo que se dice corredor…

 

Así que, le van a dar un poco por culo a los libros de caballerías.

.

donquijote

Anuncios