Para su dolor, un solo fin.

En los últimos meses he hecho algunas cosas que jamás hubiera imaginado ser capaz de hacer. También es posible que, esa tendencia a ponerme a prueba, todavía no haya alcanzado su punto de inflexión.

Echando la vista atrás, es fácil observar que tiendo a escribir con más frecuencia en los momentos malos que en los momentos buenos. Supongo que los momentos buenos están para disfrutarlos en vez de para pasarse el tiempo actualizando un blog. Pero cuando los malos se dilatan demasiado en el tiempo, las actualizaciones dejan (a veces) de tener sentido.
.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s