Cosas que se leen por ahí

Parece sacado de un libro de autoayuda, de un tratado de filosofía barato, o de algo parecido.
A veces te encuentras cosas así mientras navegas al azar por procelosos mares de ceros y unos:

A pesar de las desgarradoras circunstancias y de los golpes recibidos, a pesar del dolor infringido hasta las profundidades del alma. Aplastado por los acontecimientos y los avatares de la vida. Desde lo más hondo de mi corazón, me niego a abandonar y permanecer en el suelo.
Puede que me llamen iluso, puede que me llamen loco y no estar cuerdo.
Con la incertidumbre, los miedos y las sombras de la duda como compañeros. Sin importar cuantas veces me caiga o me tiren. Miraré al frente, me levantaré y seguiré caminando en busca de mi sueño.
Podrán despojarme de todo menos de mi libertad interior y de mi espíritu.
Puedo perder mis bienes, pero jamás me podrán arrebatar mi patrimonio, que son; mi honor, mi dignidad y mis sueños, mi verdadero tesoro.

Javier Iriondo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s