Sufrimiento

Una de las cosas a las que difícilmente nos acostumbraremos, es al dolor.

Dolor ante la pérdida de algo o de alguien, ante una situación desesperada en un momento dado de nuestra vida, dolor por la impotencia de ver que no eres capaz de ayudar a alguien que te importa y al mismo tiempo te necesita.

Pero hay dolores incluso peores (si, hoy me he pillado un dedo con una puerta).

 

P.D. …y todo lo que he conseguido en el hospital ha sido una tirita (menos mal que no trabajo en una charcutería).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s