Agradecidos

La lluvia estuvo a punto de hacer que me quedara en casa. Pero por suerte, dio una tregua mientras Rosendo y compañía se pusieron a hacer lo que mejor saben hacer.

Hacia el final del concierto hubo un momento en el que a las nubes se les ocurrió volver, y parecía que el cielo iba a caerse sobre nuestras cabezas, justo cuando empezó a sonar “Agradecido”.

El chaparrón duró lo mismo que duró la canción, y convirtió el momento en uno de esos instantes que uno recordará mucho tiempo. Nadie se movía de allí, y todos estábamos cantando como si nos fuera la vida en ello, mientras la ropa iba pesando cada vez más y la humedad ya se sentía en los huesos.

Lógicamente, ese no era el momento de ponerse a grabar nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s